Cuanto aquí esta escrito lo viví desde la Cuaresma de 2004, estando enferma y en cama, pasaron los años y todo escrito queda como realidad de mi Devocionario a la Santisima Trinidad en la hora del sufrimiento y la enfermedad. HOY, gracias a DIOS, estoy casi sana, trabajo y salgo al mundo a cantar la alegría del SEÑOR. EL TODO LO PUEDE. Estamos en el año 2010 y seguimos unidos en Cristo y María escribiendo, rezando....

isabel

isabel
isabel conde ramírez

DE LOURDES A FATIMA ORACION Y VIDA

DE LOURDES A FATIMA ORACION Y VIDA

Seguidores

Archivo del blog

domingo


ORACIÓN AL SANTÍSIMO SACRAMENTO
Llega la noche y me acerco a ti, Señor.
No estoy de rodillas,
no vengo a la iglesia,
apenas logro concentrarme,
una hora, un minuto, un segundo para ti.
Llega la noche y vacía de mundo,
cubierta de sábanas y con un rosario en la mano,
a veces, te rezo.
Intento alejar de mí todo un día de pesar, de dolor, de alegrías también.
Intento apartar de mí hasta el murmullo perenne de mi corazón.
Y lo dejo todo por ti.
Y rezo un padrenuestro,
Un avemaría,
Un Gloria que me habla de ti.
De aquella noche marchita que dejó escapar
al Señor de la Vida.
De aquellos instantes que precedieron al horror que ibas a sentir.
Cuando aquellos ojos que te miraban
eran limpios, sinceros, deseosos de escuchar,
de vivir un poco más bajo tu sombra.
Cuando alzaste la frente al cielo,
la copa en el aire:
unas gotas de vino vertidas entre el cielo y el infierno.
Un pedazo de pan pasó de mano en mano hasta llegar a las tuyas, Señor.
Cerraste los ojos, y empezó el silencio.
El vino se transformó en sangre... tu sangre Señor.
El pan se hizo forma, tu cuerpo, Señor.
Mi corazón, apenas palpita, acallar quiere hasta al mismo silencio.
Me postro ante ti, Dios verdadero,
A ti comunión perfecta;
Sagrada Hostia que mi boca reclama.
Me postro ante ti, Santísimo Sacramento y
mi infierno se queda atrás.
¡Bendito sea por siempre el SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR!.
¡Por siempre sea bendito el divino Sacramento!.


- Isabeldelasbenditas almasdelpurgatorio-


Oración a la VIRGEN MARIA.



...y María guardaba todo en su corazón. ¡Qué Corazón tan lleno de gracia!. Un corazón de niña confiado en Dios.
María, eres para mí más que una madre. Más que esa Virgen Bendita repleta de gracia.
María, para mí eres el señuelo; el cebo bendito que me conduce a las puertas del cielo.
María, tu sonrisa me habla. Me dice que, cómplice me aguarda para encerrarme en el seno de su corazón.
María, te quiero con una dulzura para mí antes desconocida. Eres un pedazo de cielo aquí en esta tierra marchita que era antes mi corazón.
María, mi Amable, Santa, Pura, Sabia, Fuerte, Dulce y Bendita Virgen María.
María eres la sonrisa de Dios entre los hombres.
ERES LA SONRISA DE DIOS.

-isabeldelasbenditasalmasdelpurgatorio-